Jaén cierra una campaña aceitera de precios ruinosos y unas existencias que rondan las 170.000 toneladas PDF Imprimir E-mail
Economia
REDACCIÓN   
Viernes, 30 de Septiembre de 2011 22:46

Representantes de las asociaciones agrarias UPA, ASAJA y COAG analizan en los Encuentros Económicos de noticiasdejaen.es el balance de la campaña del aceite de oliva 2010/2011, la crítica situación de los precios que ha llevado a la activación del almacenamiento privado y las perspectivas para la que se avecina.

Con la llegada de octubre empieza una nueva campaña del aceite y, por tanto, se ha puesto fin a otra que ha sido ruinosa para los productores de la provincia. El 30 de septiembre se cerraba la campaña de producción 2010/2011 con un balance desolador por los bajos precios a los que se ha vendido el producto en origen. Así lo confirmaron los dirigentes agrarios Luis Carlos Valero, gerente de ASAJA; Luis Miguel Martínez, secretario de Agricultura de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) y Juan Luis Ávila, secretario de organización de COAG.

Jaén, con una producción de casi 600.000 toneladas de aceite, cerraba la campaña 2010/2011 con unas existencias que rondan las 170.000 toneladas y con la puerta del almacenamiento privado de aceite. Y eso, pensando que aún habrá que dar salida a los caldos en octubre y noviembre, meses que no se produce, no es una cantidad desorbitada de aceite.

Los tres representantes agrarios participan en un Encuentro Económico de noticiasdejaen.es, poniendo de manifiesto la situación precaria que viven los olivareros de la provincia por la situación de bajos precios del aceite de oliva. Un contexto que, en las últimas semanas de septiembre, llegó a uno de sus puntos más críticos con un precio medio del zumo de la aceituna que descendió a los 1,66 euros por kilo. Una cifra por debajo del umbral que debiera suponer la activación de las ayudas para el almacenamiento privado. Algo que por fin se anunció el día 29 de septiembre.

Los datos oficiales de la Agencia para el Aceite de Oliva señalaban que son alrededor de 1,4 millones de toneladas de aceite producidas en España, una cifra similar a la del año anterior, y de ellas, un 42 por ciento, han sido producidas en la provincia de Jaén. Según los últimos datos a 31 de agosto se habían producido 588.676 toneladas de aceite en la provincia, unas 20.000 toneladas más que en la campaña anterior (apenas un 3 por ciento de incremento). Con respecto a Andalucía, la producción de aceite en Jaén supone un 52 por ciento del total andaluz que ascendió a 1.124.987 toneladas. A falta de conocer los datos de septiembre, en las cooperativas jiennenses quedan unas existencias de 231.500 toneladas de aceite. Parte de él será inmovilizado por la activación del almacenamiento privado y el resto, como indicaron los representantes agrarios, se venderá prácticamente en su totalidad durante los próximos meses antes de que, en diciembre, comience a producirse el aceite de la nueva campaña.

Luis Carlos Valero, de ASAJA, señala que la actual situación del sector es muy compleja por los precios. Indica que mientras no haya una situación de tensión a la baja de la producción, con un mercado desabastecido de aceite, los precios no se activarán al alza. Afirma que “a los gobiernos no les interesa que suban los precios de materias primas como el aceite de oliva para sujetar el IPC y que no suba la inflación”. De esta manera, acusa a los poderes públicos de practicar un abandono total del sector olivarero porque, según él, no hay voluntad política para poner en marcha los mecanismos que pueden evitar la ruina de los productores.

Luis Miguel Martínez, de UPA, indica que los datos de producción de la campaña de 2010/2011 indican que esta no tiene techo con situaciones climatológicas favorables. De esta manera, insiste que en los próximos años habrá grandes de cosecha. Resalta que a pesar de la mayor producción se ha consumido todo lo que se ha producido pero, en ese sentido, alerta que el sector tiene que estar preparado para esa evolución de la producción al alza “porque nos vemos abocados a campañas mayores y las tenemos que vender y, desgraciadamente, siempre que sobra aceite, sobra el de Jaén”.

Para Juan Luis Ávila, de COAG; la valoración de la campaña que ahora finaliza es muy negativa por la bajada de los precios respecto a la campaña anterior y en la que aún se notaban los efectos del almacenamiento privado de 2009”. Según Ávila “seguimos en el encefalograma plano en el que llevamos sumidos en las 3 últimas campañas y la situación va empeorando por momentos. A lo largo de toda la campaña se ha visto la grave distorsión en el mercado en el que el precios del aceite se mantiene 5 o 6 pesetas por encima de los precios de desencadenamiento a lo largo de toda la campaña y los políticos no hacen nada”.

Los tres dirigentes agrarios insisten en que gracias a las subvenciones los olivareros están aguantando la crisis que están provocando los precios bajos. Aseguran que es la única formar que tienen para financiar el cultivo. De esta manera, han precisado que se han recortado los gastos en el mantenimiento del cultivo, como es el caso de la aplicación de menos tratamientos al olivar. Sin embargo, como señalan, las condiciones climatológicas de lluvias en lo que va de año va a favorecer que la cosecha no se vea mermada. Así, la próxima campaña, que se inicia oficialmente el 1 de octubre, prevén que será superior a la actual. Mientras desde UPA y COAG aseguran que el incremento no será especialmente significativo, desde ASAJA informan que la campaña 2011/2012 podría alcanzar una producción de 1,9 -2 millones de toneladas de aceite de oliva en España.

Consumo

Los últimos datos oficiales señalan que ya se han vendido 1,15 millones de toneladas de aceite de oliva. De ellos, la mayoría, un 59 por ciento, se ha vendido al extranjero, mientras el resto se ha quedado en el mercado interno español. En este sentido, los dirigentes agrarios resaltan que es el mercado externo el que está tirando del aceite de oliva. Actualmente, el consuelo de aceite de oliva a nivel mundial es del 3 por ciento. El representante de UPA indica que sólo con una subida de un 1 por ciento a nivel mundial no habría aceite de oliva suficiente para abastecer al mercado.

Por su parte, desde COAG señalan que en el mercado interior hay algo que no se está haciendo bien porque el consumo se ha estancado e incluso en algunas zonas se ha reducido. Coincide en destacar y en calificar de “espectacular la subida de las exportaciones año tras año sobre todo en nuevos mercados en países donde se está introduciendo el aceite de oliva”.

Almacenamiento privado y consecuencias

El precio medio alcanzado por el aceite de oliva durante las últimas semanas de septiembre se situó por debajo del umbral establecido para la activación del almacenamiento privado, un mecanismo para permitir una subida de los precios en origen del producto. La Unión Europea respondió el día 29 de septiembre a lo que era un clamor del sector olivarero desde hace meses. La Comisión Europea (CE) propuso abrir el  almacenamiento privado de aceite de oliva, que establece una serie de ayudas económicas para la retirada del mercado de 100.000 toneladas de oro líquido de todos los países productores de la UE, con el fin de paliar los problemas de este sector por los bajos precios. La medida se pondrá en marcha en las próximas semanas, durante un periodo de seis meses, han informado fuentes comunitarias.

Las reacciones en el mercado no se han hecho esperar y un día después del anuncio el precio del aceite en origen ya se había encarecido unos céntimos por kilo, según Pool Red, el sistema de información de precios en origen del aceite de oliva.

Así, el precio medio del medio del aceite se encontraba, a 30 de septiembre, en los 1,74 euros el kilo, 8 céntimos que una semana antes. El aceite de oliva virgen extra ha pasado de los 1,87 euros a los 1,94 tras el anuncio de la activación del almacenamiento privado; el oliva virgen lamapante ha subido de los 1,57 euros a los 1,63 y el oliva virgen es el único que se ha depreciado mínimamente, de los 1,74 euros a los 1,72.

Las principales organizaciones agrarias, UPA, Asaja y Coag, valoraban positivamente la apertura del almacenamiento privado aunque destacaban que la medida “llega tarde”. Sobre este mecanismo los dirigentes de COAG y ASAJA lamentan que no se haya activado desde el inicio de la campaña que ahora ha terminado. Indican que es fundamental porque están convencidos de su repercusión en el precio del aceite y, de esta manera, mejoraría el precio de salida del producto de la nueva campaña. Algo que ha ocurrido. Indican que es fundamental que la nueva campaña se inicie con precios altos.

Por su parte, Luis Miguel Martínez, de UPA, afirmaba que su organización era reacia al almacenamiento privado a estas alturas de la campaña. Asegura que ellos apuestan más por la concentración de la oferta y la regulación del mercado.

Nuevo convenio del campo

Por otro lado, otro de los temas de actualidad es la firma del convenio colectivo del campo para la próxima campaña. Las organizaciones agrarias están de acuerdo en que será una negociación complicada y que la época es de contención. “Si mantenemos lo que hay ya nos podemos dar un poco por satisfechos aunque entendemos que los sindicatos quieran pedir cuánto más mejor, pero no creemos que la situación actual sea la mejor ni para pedirlo ni para concederlo”, ha explicado Luis Miguel Martínez de Upa. Por su parte, Valero manifestaba que “la situación está muy complicada y la negociación va a tener más dificultad que la de años anteriores porque llevamos tres años de pérdidas”, al tiempo que recordaba que lo pactado en el anterior convenio se ha cumplido a pesar de la coyuntura económico. Aún así, el secretario general de Asaja-Jaén se mostraba esperanzador argumentando que “hemos sido siempre ejemplo de negociación, sobre todo si pensamos que este convenio afecta a unos 100.000 trabajadores”.

Última actualización el Viernes, 30 de Septiembre de 2011 23:01
 













MULTIMEDIA noticiasdejaen.es